¡Comparte la entrada!

Ayudamos a adaptar autónomos y empresas, a los nuevos requerimientos legales en esta materia.

Hace dos semanas, nuestras oficinas dejaron de ser el lugar de trabajo. La crisis del coronavirus ha empujado a las empresas al teletrabajo, salvo a los supermercados, hospitales y servicios básicos. Un escenario que para muchos es nuevo, estamos utilizando nuestras casas como despacho, y se abre la incógnita sobre cómo influirá en los hábitos laborales cuando termine la cuarentena.

Surgen dudas…

¿Qué hemos de tener en cuenta a la hora de hacer teletrabajo?

Hemos de tener presente algunos aspectos básicos para hacerlo de forma segura, teniendo en cuenta:

Autorizar el teletrabajo

El empresario ha de informar

El empresario ha de informar a los trabajadores las medidas de seguridad que han de cumplir cuando utilicen dispositivos electrónicos para tele-trabajar y sobre el espacio de trabajo.

La empresa ha de formar

La empresa ha de formar a los trabajadores sobre los potenciales riesgos que el teletrabajo puede comportar para la confidencialidad, integridad y seguridad de la información. Formarlos para que puedan detectar y notificar brechas de seguridad que puedan darse. Se han de evitar engaños o situaciones indeseables.

Al encontrarnos en una situación de aislamiento, trabajando a solas desde casa, es más fácil caer en el engaño, por lo que debemos extremar la atención de nuestros empleados en este sentido.
Es un ensayo en tiempo real.

La crisis económica que desatará el coronavirus afectará a “todas y cada una de las empresas”.

Y la pandemia probablemente acelerará la adopción del teletrabajo:

LA MEJOR MANERA DE HACER FRENTE AL CORONAVIRUS.